Un estudio de la ONG Icnelia revela que el 20,23% de los niños menores de 12 años de Bluefields presentan déficit nutricional

Imagen

El 20,23% de los niños y niñas menores de 12 años de la ciudad de Bluefields (RAAS) y sus comunidades presenta algún grado de déficit nutricional. Esta cifra se desprende del estudio que acaba de publicar la ONG Icnelia, organización española que trabaja en Nicaragua desde 2006, a través del cual ha analizado la situación de 3.187 niños, un 20% de la población.

El “Estudio nutricional de los niños y niñas menores de 12 años de Bluefields y sus comunidades” ha sido ejecutado por Icnelia bajo la dirección de la doctora Manuela Rodríguez Candamil, y ha contado con la colaboración del Ministerio de Salud del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de Nicaragua.

Según ha explicado José Miguel Zaragoza, presidente de la ONG Icnelia, “no ha sido una labor fácil, esta ingente tarea de recopilación de datos se ha llevado a cabo a lo largo de dos años y para su obtención hemos tenido que superar numerosas barreras técnicas, logísticas, de formación de personal e incluso culturales. Podemos destacar las tremendas dificultades para el traslado de los encuestadores y responsables médicos a las zonas rurales, debido a las extremas condiciones en los desplazamientos a través de los ríos y la selva, así como de la dispersión geográfica de las zonas de estudio”.

En la RAAS hablar de desnutrición es tomar conciencia de que este problema es poco conocido, debido a los pocos estudios y subregistros que existen actualmente. Por tal razón, este estudio pretende ser un aporte a la base de datos del Ministerio de Salud en la región, y a su vez Icnelia tiene como objetivo ejercer acciones concretas para disminuir la tasa de malnutrición.

3.187 niños y niñas analizados

El objetivo general del proyecto era conocer el estado nutricional en niños y niñas hasta 12 años en el municipio de Bluefields y sus comunidades. Se realizó un estudio descriptivo entre 3.187 niños, lo que supone un 20% del universo (15.760 niños y niñas según el Censo Nacional del año 2005), encontrando con algún grado de déficit nutricional al 20,23% de los niños, lo cual es el doble de lo que la OMS en el año 2005 encontró en el territorio nacional en los menores de 5 años, que fue el 10%. Y según el Programa Mundial de Alimentos, en la Región Autónoma del Atlántico Sur en el 2005 encontró un 7,2% de los niños afectados por algún grado de desnutrición.

En relación a los grupos etarios, los más afectados son los mayores de 5 años con un 36,50% con peso inferior al normal, mientras que en los menores de 5 años con peso inferior al normal fue el 12,83%. En esta investigación se encontró un total de 1.551 niñas (48,66%) y 1.636 niños (51,33%), resultando más afectadas las niñas con un 22,24% con respecto a los niños, con un 18,33%.

Se estudió un total de 1.756 niños y niñas en las comunidades de Bluefields (55%) y 1.431 en la ciudad (45%), resultando más afectados los niños en las comunidades porque las condiciones higiénicas, de alimentación, acceso a la educación y a las unidades de salud son mucho más difíciles en el campo.

Se ha detectado que en la región, por causas climáticas, geográficas, culturales y económicas, la alimentación es pobre en consumo de frutas, vegetales y productos lácteos.

El estudio plantea una serie de recomendaciones para combatir la desnutrición infantil:

  1. Promover e impulsar medidas orientadas a obtener algún tipo de alimentación complementaria para mejorar el estado nutricional de los niños afectados.
  2. Impulsar un programa de seguimiento a los niños desnutridos, incluir a trabajadores de salud (médicos, enfermeras, nutricionistas, trabajo social, etc.)
  3. Impartir charlas educativas acerca de lactancia materna y sobre el uso adecuado de los grupos de alimentos que existen en la zona.
  4. Implementar la nueva metodología de la OMS para la captación de niños con algún grado de malnutrición.
  5. Fomentar cultivos de frutas y vegetales en las comunidades.
  6. Mejorar la toma de medidas antropométricas en las diferentes Unidades de Salud.
  7. Impulsar en cada comunidad la realización de granjas avícolas y porcinas para fortalecer el consumo de proteínas.
  8. Estimular a la población a integrar en los patrones alimenticios el consumo de frutas, vegetales y productos lácteos.
  9. Que las autoridades mejoren los servicios de transporte para que puedan llegar de otras regiones los productos alimenticios que mejoren la nutrición de la población.

 

Por último, Icnelia quiere agradecer la colaboración del personal de los Centros de Salud de Bluefields y sus comunidades, del Hospital Regional Dr. Ernesto Sequeira, al Ministerio de Salud de Nicaragua, así como a las instituciones españolas Ayuntamiento de Santa Pola y Diputación Provincial de Alicante.

Descarga del estudio en formato pdf:

http://issuu.com/icnelia/docs/estudio_desnutrici_n_infantil_web/1

 

Visionar el documental sobre el estudio:

http://www.youtube.com/watch?v=f3bIk-xaPtg&feature=share&list=UUgtfTsEhUJ03V_3WzoA9fjg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s