Objetivo cumplido: 800.000 céntimos de euro

2007-12-15. Una vez más la solidaridad de los santapoleros ha quedado patente al superar el reto que la ONG Icnelia había planteado: recaudar 800.000 céntimos de euro para construir en la selva de Nicaragua un colegio que llevase como nombre el de la patrona de Santa Pola.

La campaña se inició a mediados del mes de agosto con la presentación de una hucha gigante que hasta finales del 2007 ha itinerado en actos y eventos, así como en establecimientos comerciales de la localidad.
Además, gracias a la colaboración de la Asociación de Comerciantes, Studio 17 y el Ayuntamiento de Santa Pola se repartieron 200 pequeñas huchas en comercios y entidades públicas en las que niños y mayores han ido depositando sus monedas hasta alcanzar la cifra. Cabe destacar también la colaboración de los colegios y varias guarderías.
Desde estas líneas, Icnelia quiere agradecer la fantástica acogida que su iniciativa ha genido, lo que les anima a continuar con este ambicioso proyecto.
Anuncios

800.000 céntimos de euro para construir el colegio Virgen de Loreto en Nicaragua

2007-08-17. Icnelia acaba de lanzar una campaña que lleva como lema “¿Te sobra un céntimo? A ellos les falta”. El objetivo es movilizar a los santapoleros para construir en la selva de Nicaragua un colegio que lleve el nombre de la patrona y que sea la solidaridad de todo un pueblo a base de céntimos la que lo consiga.
Para ello se intenta recaudar la cantidad de 800.000 céntimos de euro a través de una gran hucha esférica que simboliza el globo terráquo. En apenas nueve días ya se ha recaudado la cifra de 1.075 euros. 
La campaña se desarrolla dentro del proyecto “Icnelia-Conciencia” financiado por el SERVEF y el Fondo Social Europeo, y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Santa Pola, Studio 17 y la Asociación de Comerciantes. La respuesta popular está siendo absolutamente satisfactoria, no sólo por la aportación de esos céntimos a los que damos poca importancia, sino porque se está logrando a través de la iniciativa que se conozca la situación de los niños en las comunidades de la selva de Nicaragua y se trabaje para mejorar sus condiciones de vida.
La hucha gigante sigue un recorrido itinerante por comercios, entidades y eventos, mientras que se están distribuyendo huchas pequeñas con el lema de la campaña en diversos comercios, entre ellos los pertenecientes a la Asociación de Comerciantes.